La exclusión no es una opción: tips para saber cómo ayudar a un consumidor de drogas

general

Tenga presente que existen diversos factores que hacen que una persona tenga riesgos para iniciarse en el consumo de drogas, que se desprenden de su vida persona, familiar y social; cualquier persona puede, en cualquier momento de su vida entrar en una situación de consumo y el papel que cumplen sus familiares, amigos, vecinos o personas cercanas enindispensable para enfrentar su problemática.

También, considere que existen aquellas personas que consumen pero no son adictas y que tienen un consumo de tipo ocasional y/o recreativo, el cual también tiene efectos negativos sobre la vida de las personas. También debe saber que todas las drogas tienen efectos dañinos para en el cuerpo, la mente y su entorno, así sean sustancias legales, como el alcohol o el cigarrillo o las drogas de carácter ilícito.

El ejemplo: es difícil discutir el tema con los hijos, si los padres también tienen conductas de riesgo frente al consumo de alcohol, y otras drogas. Que el hijo cambie, puede implicar que el padre o madre también lo hagan.

No Excluir ni Rechazar al Consumidor

 

En algunos casos, la comunidad suele juzgar y relacionar al consumidor con criminalidad, vandalismo y otras características que definen a los consumidores, en especial entre quienes ingieren drogas ilícitas. Hay que tomar en cuenta que algunas personas se inician en el consumo de drogas por baja autoestima, depresión, estrés, miedos, problemáticas de violencia intrafamiliar, por la presión grupal que un grupo cercano ejerce y por muchas otras razones, que hacen a las personas vulnerables frente al consumo.
Por ello, es de suma importancia escuchar los argumentos y justificaciones de la persona, ¡te podrías sorprender! Luego de preguntarle, de forma tranquila y sin dramatismos, puedes indagar por algunas de sus problemáticas de tipo familiar, laborales, escolares o de convivencia en su barrio y tratar de ayudarlo a resolverlas. En esta cartilla, encontrarás un cuadro para saber a dónde remitirte o remitir a otras personas frente una situación de consumo de drogas y problemáticas conexas.

El consumo de drogas es una enfermedad que no debe producir pena o vergüenza en el consumidor o en sus personas cercanas. Lo más importante es buscar ayuda profesional y apoyar a esa persona constantemente no solo con el fin de superar esa circunstancia sino también para el crecimiento continuo y la unión como familia, lo cual va proteger a los jóvenes frente a muchas otras problemáticas en las que pueden entrar. Algo transcendental es dar ejemplo y ser coherente: si consumes alguna droga, independientemente que sea legal o ilegal, no verá en ti un ejemplo a seguir, y le será más difícil cuestionarse sobre la necesidad de tratar su consumo o buscar ayuda.

Infórmate y deje de lado las creencias, los mitos e ideas erróneas acerca del consumo de SPA. En cuanto al consumo de su familiar o personas cercanas, no esperes cambios de la noche a la mañana, no te desanimes si llegas a tener una recaída, es cuando más te necesitará, analiza la situación, aprenda de la experiencia y retoma el camino: un consumidor siempre tendrá más posibilidades si tú lo acompañas, lo apoyas, lo orientas y busca soluciones con él, en vez de excluirlo, retirarlo del colegio o crearle más miedos o problemáticas de las que ya puede tener.